miércoles, 9 de junio de 2010

EL TELÉFONO DEL DIABLO

Photobucket

¿ES POSIBLE QUE EL DIABLO PUEDA CONTACTAR CON NOSOTROS A TRAVÉS
DE UN TELÉFONO?


¿TIENE EL DEMONIO UN MÓVIL?

SI SUPIERAS EL NÚMERO,
¿TE ATREVERÍAS A LLAMAR?





A mediados de los noventa, el teléfono móvil comenzó a proliferarse entre los más jóvenes. Pese a que el primer móvil fue creado en 1983, no fue hasta una decada y media después su adquisición por el habitante de pie, habiendo sido hasta entonces considerado como una herramienta de trabajo para lo más altos ejecutivos.

El adolescente medio de áquel entonces, recibió con agrado la oportunidad de poder llevar un teléfono en su bolsillo. Entre sus ventajas, no tener que ser interceptadas las llamadas por los padres, inconvenientes: fundir la tarjeta a base de estar todo el día enviando sms.

Tiempo atrás, cada vez que un nuevo invento se implantaba en nuestra cotidianeidad, son muchos los mitos y leyendas que se creaban en su entorno. Hay quien pensó que la creación de los aviones era un mal gesto hacia los dioses, penetrando sin permiso el reino de los cielos. Con la llegada del móvil, fueron muchas las historias que se contaron acerca de aquello (como llevar el móvil en el bolsillo, cerca de la entrepierna, causa impotencia). En aquel momento, consagración de dicho aparato al caer en la mano de los más jovenes, se empezó a nombrar una leyenda negra en torno al uso del móvil y la existencia del diablo.

¿Suponía la implantación del teléfono móvil una nueva forma de contacto con el más allá?, ¿es posible llamar al demonio marcando un determinado número? Probablemente, todo comenzó como un juego. Presas del aburrimiento, toqueteando las teclas del aparato, alguien pensó en marcar un peculiar número. Por motivos de privacidad, no estoy autorizado a citar números de teléfono en el blog, sólo diré que consistía en la repetición de un número que siempre se ha asociado a la existencia del maligno. Marcando esa cifra, alguien probó a llamar y pasó mucho miedo.

Se contaba sobre unos extraños ruidos, un tono de llamada diferente al resto de las anteriores y una voz de ultratumba que se atrevía a contestar. Pronto, se habló del demonio y que era posible pedirle cosas tan fácil como marcando su número. Al parecer, son muchos los jóvenes que probaron a hacerlo y, sobretodo, deseosos de obtener respuestas a sus más inquietas preguntas. Aquella voz siempre contestaba, no había pregunta que decidiera callarse.

Según los textos sobre el espiritismo y sus leyes, un espiritu nunca puede negarse a responder. Mienta o no, siempre contesta. En sesiones de oui-ja, la entidad con la que se establece contacto parece estar sometida a una promesa de no negarse a contestar, pese a que luego sus respuestas no sean muy coherentes.

Sin embargo, no ocurría así en este caso, muchos jóvenes se asustaron al ver cómo lo dicho por esta entidad se cumplía. El más atrevido, obtenía respuestas nada recomendables, como conocer su propia fecha de su muerte. ¿Es realmente el demonio quien contesta? Es muy probable que no, pero quien fuese el que seguía el juego de estos jóvenes, solía acertar con lo que se aventuraba a pronosticar.

El mito del "teléfono de Satán" se extendía así a finales de los noventa, teniendo su mayor auge en el noventa y ocho en muchos lugares de España. Algunos profesores llegaron a advertir que la supuesta creencia por parte de los jóvenes de que el demonio contestaba no era nada recomendable, advirtiendo de los peligros de lo desconocido. Sin embargo, muchos fueron los que quisieron probar. Lamentablemente, no sólo pasaba que contestase.

Como si de una sesión de espiritismo se tratase, son muchos testimonios los que confesaban haber sentido extraños sucesos después de la llamada. Todos ellos coinciden en una extraña consecuencia de haber marcado tan demoníaca cifra, el móvil se calentaba hasta extraños limites. Son muchos los que coinciden que, tras haber hablado con el supuesto demonio, el aparato estaba muy caliente e incluso molesto para seguir sosteniéndolo entre sus manos. ¿Prueba esto que algo sobrenatural se cernía sobre este mito urbano?

Parece que no sólo los jóvenes reciben mensajes de ultratumba a través de sus móviles. Hace dos años, una familia de Granada pidió al juez exhumar el cadaver de la abuela, ya que esta les estaba mandando mensajes al movil desde la tumba.

La familia pidió al juez de guardia número 6 de Granada una autorización judicial para exhumar los restos de su madre, ya que aseguraban que en una psicofonía grabada en un móvil la difunta les pedía que le quitaran del pecho la cruz con la que había sido enterrada.

El juez, que a pesar de su asombro atendió durante tres minutos a los miembros de la familia, vecinos de Padul (Granada), les explicó que él no tenía competencias para decidir en un asunto de esta índole y les recomendó que trasladaran su petición a un cura.

Según manifestó la hija de la fallecida, la difunta llevaba una semana comunicándose con ellos a través del móvil. Explicaron que no sabían de dónde provenían los mensajes de su madre, "vienen de la nada", y añadió que cuando algún miembro de la familia graba algo en su móvil "lo que se reproduce es la voz de mi madre diciendo "ven, ven, la cruz".

Además, según su abuelo y su tío, enterrados en la misma tumba que su madre, también envían mensajes sonoros a través de los móviles familiares.

Filomena Gómez falleció hace dos años cuando tenía 55 de un cáncer de hígado, explicó su hija, quien apuntó que su madre estaba llena de vitalidad y energía. Cortés, que se declaró como profundamente creyente, dijo que a toda la familia le gustaría saber el por qué de estas audiciones, "sobre todo si alguien se está entrometiendo".

Para aclarar el entuerto, la familia decidió acudir al juez de guardia de Granada para pedirle que autorizara la exhumación de su madre.

El magistrado llegó incluso a escuchar las psicofonías, en las que, según la familia, se oye una voz lejana que dice "la cruz, la cruz", pero sin que llegara a apreciarlas con claridad.

Y es que, paradojicamente, si los ancianos son incapaces de apañarse en vida con las teclas del móvil, es una vez muertos cuando mejor lo saben utilizar. Otro extraño caso tiene como protagonista a Alicia, una señora de cincuenta y ocho años que afirma que su suegra manda espiritus burlones del más allá para vengarse de ella y estos molestan a través del teléfono.
Según afirma Alicia, son treinta años de calvario por culpa de unas espeluznantes criaturas que deambulan por su casa tras ser victimas de una maldición.
Todo comenzó con ruidos extraños, pataleos en el segundo piso de su casa, luces que se encendían y teles que se apagaban. Cuando subían al segundo piso, allí no había nadie. Sin embargo, poco tiempo después, aquellos espiritus se dejaron ver. "Lo primero que vi fue una niñita de unos 15 años. Era morena y de melena. Se reía de mi apoyada en la pared de la cocina"- confiesa Alicia con mucho miedo al recordarlo.
"Otro día, yo estaba saliendo del aseo cuando me encuentro en el comedor a un joven muy alto y sin rostro que me decía con una voz de ultratumba: Mamaaaaaá"- añade Alicia.

Son muchos los miembros de esta familia los que han presenciado alguna vez sucesos paranormales. Dayton, el hijo de Alicia de dieciocho años, ha visto siluetas que lo observan cuando él se va a la cama. "Un tonto con capucha me intentó sacar una vez de la cama"- nos cuenta. "Tenemos mucho temor, los espiritus se están adueñando de la casa" - afirma otro de los hijos.

Los fantasmas que habitan esta vivienda parecen sentirse ya miembros de dicho hogar, ya que se atreven a contestar el teléfono cuando los vivos no llegan a tiempo. Alicia cuenta como desde hace dos años, los espiritus se han adueñado del teléfono y se atreven a contestar. "Una tarde, me llamó mi hermana pero no me dio tiempo a contestar. Al rato, mi hermana me volvió a llamar y me dijo aterrada que la primera vez que llamó le había contestado una niña que le había dicho ¿qué quiere?, colgando al instante".
A veces, llaman a la casa desde el portero automático de abajo y alguien les contesta cuando preguntan por algun miembro de la casa. "Un día, mi hijo no estaba y me dijeron que había contestado un jóven"- añade Alicia Gomez.

Parece que a los espiritus les gusta el teléfono, pues no sólo se limitan a contestar ellos en esta casa, sino que también han encontrado en el móvil un modo de gastar bromas. Alicia estaba hablando con su marido y, en medio de la conversación, dos voces de mujer se entremezclaban con la de su marido. "No me dejaban apenas escucharles, las evas del más allá se burlaban y se reían emitiendo sonidos guturales" - explica Alicia. "Muchas veces, estoy hablando y noto cómo descuelgan desde el segundo piso, escuchando incluso la respiración en el auricular".

Preocupados por todos estos sucesos, la familia pidió ayuda a especialistas para echar a los espiritus fuera de la casa. Una clarividente le contó a Alicia que todo se debía a una maldición que su suegra fallecida hacía 25 años le había echado. La clarividente le habló a la familia de detalles que nadie sabía, como lo mal que se llevaban suegra y nuera. Para asombro de Alicia, su marido le confesó que él si sabía que su madre practicaba el ocultismo y que más de una vez le dijo que si se casaba con ella, les haría magia negra. Al parecer, la malvada suegra dirigía aquellos seres del más allá. Tras varias sesiones de espiritismo, la familia parece haberse deshecho del problema.


  ¿Te gustan las historias de misterio y sucesos inexplicables?
  Escucha nuestro programa, FRECUENCIA FANTASMA... 
                                           si te atreves...

11 comentarios:

Ximo dijo...

Yo por si acaso no probare nada por lo que pueda pasar, jejeje. Me ha gustado mucho el post, me he metido tanto en los relatos que hasta he pillado rollos, jejeje. Un saludo.

*Golondrina* dijo...

Etto... tengo una pregunta.

Porque estan repitiendo entradas? ._.

Es solo una pregunta de curiosidad XD

(Me encantan las entradas con cosas de terror asi que no me quejo jijiji)

Saludos desde el cementerio!!

Yamil dijo...

Hola Salva!

Hace tiempo que no visitaba. Veo que estas blogeando nuevamente. Anyways me es curioso lo del numero del diablo. No se si has escuchado de la aplicacion del iPhone que hace que la persona que reciba la llamada vea cualquier numero en su caller ID. Bueno uno de mis amigos tenia esa aplicacion y nos pusimos a hacer bromas a gente que conociamos llamandolos y haciendo que la aplicacion pusiera ese numero. Te imaginaras la cantidad de gente que paso susto y medio al recibir una llamada del diablo. Sus reacciones eran super chistosas. Pero realmente tan inocente como se ve, nunca me atreveria a hacer na llamada a tal numero...

Saludos,
Yamil Ahmed

Salva dijo...

Hola a todos!
muchas gracias por los comentarios, me alegro mucho que os gusten las entradas y si, como comentas, Golondrina, son entradas ya publicadas que he decidido rescatar pero mi intencion sigue de algun dia poder reanudar esto, sobretodo cuando recibo comentarios como los vuestros, mientras tanto, pensé buena idea volver a publicar cosas que a lo mejor lectores nuevos no habian leido en su dia, seguimos en contacto, un abrazo!

Anónimo dijo...

Salva!!!
Te felicito tu cuando hablas de terror si que asustas, como el post de la cocacola hace algunos años y algunos otros que tienes sabes me gusta sobre todo el diseño del la página, sigue adelante, por si las dudad llamare y te digo que jejeje

Anónimo dijo...

Salva!!!
Te felicito tu cuando hablas de terror si que asustas, como el post de la cocacola hace algunos años y algunos otros que tienes sabes me gusta sobre todo el diseño del la página, sigue adelante, por si las dudad llamare y te digo que jejeje

Anónimo dijo...

Salva!!!
Te felicito tu cuando hablas de terror si que asustas, como el post de la cocacola hace algunos años y algunos otros que tienes sabes me gusta sobre todo el diseño del la página, sigue adelante, por si las dudad llamare y te digo que jejeje

Anónimo dijo...

Yo tengo una duda muy muy grande... quiero contactar con el demonio, se que el telefono empieza (o almenos eso creo) por 93... pero luego nose si sigue solamente con 6, es decir, 93 666 666
O si tiene algun otro numero que no sea el 6.
Porfavor mandeme el numero del demonio, le dejo aqui mi correo:
noexistediosoloamoasatanas@hotmail.com
:) Gracias.

sierra dijo...

Buenas! Hace años, aburrido en casa (era un crío) pillé el teléfono fijo y empecé a marcar números seguidos (111111, 222222, etc....) y lógicamente, la mayoría no daban tono, menos una grantidad de , creo, seises, que si que daban (no estoy muy seguro si era este número u otro). No pasó nada, aunque siempre me resultó extraño que diese tono ...

Justin Galue dijo...

Cual es ese numero? Me gustaria saber el numero del diablo :)

Justin Galue dijo...

Cual es ese numero? Me gustaria saber el numero del diablo :)