miércoles, 22 de julio de 2009

XTARLINGS REDUX: NUEVAS SEXUALIDADES

sex

HETERO, GAY, LESBIANA, TRANS...
¿HAY MÁS OPCIONES?, ¿MÁS SEXUALIDADES?

QUIZÁS NO ESTÉ TODO DICHO EN EL MUNDO DEL SEXO...

Actualmente, la sexualidad no sólo marca la tendencia de cada uno bajo las sábanas sino casi a modo de doctrina se ha convertido en el grupo de referencia e icono de orgullo de cada uno. Tras haber luchado mucho por ello, las sexualidades minoritarias ya no son hoy objeto de burla y esto ha originado la aparición de otras sexualidades que esperan darse a conocer y tener el mismo reconocimiento.

LA PANSEXUALIDAD
(También llamada "la sexualidad de la Jolie")

La actual mujer de Brad Pitt (dedicado el término "actual" con todo mi cariño a la gran Jennifer Aniston, mujer a la que Angelina robó sin piedad el marido) es casi profeta e imagen de una sexualidad nada conocida y algo dificil de explicar.
La pansexualidad es la atracción por el sexo en sí, pasando a ser algo secundario el género de la persona con la que se practique. No confundir con la bisexualidad, una persona pansexual es capaz de excitarse con elementos o asociaciones que le evoquen al acto sexual, verdadero objeto de su atracción.
La actriz Angelina ha reconocido que se siente muy identificada con este término, ya que el acto sexual es lo que más le excita y le produce indiferencia el genero de la persona con la que se acueste.

Las personas pansexuales pueden ser capaces de llegar al orgasmo incluso con una canción que le evoque erotismo, su excitación se canaliza a través de estimulos sexuales.

Suelen disfrutar mucho viendo a los demás practicar sexo, prestando ellos atención a la propia atracción del acto, del sexo.

La actriz Angelina Jolie suele hablar con frecuencia del sexo en muchas de sus entrevistas, la actriz dice gustarle mucho rodar escenas de sexo y afirma con orgullo haber vivido una vida sexual muy rica y sin tapujos. "Me siento un ser muy sexual y eso es algo que no hay que disimular. Gracias al cielo, soy medio francesa, presumo de ello, y no crecí con una madre repitiéndome que lo que tenía bajo el vestido era algo malo o diabólico"- confiesa la actriz.

Angelina también recuerda sus experiencias sadomaso en su época veinteañera, "eres joven, estás borracha, te encuentras en la cama, hay navajas a mano y acaba pasando lo que no quieres" - cuenta la actriz, mostrando una cicatriz en un brazo y un tajo en el vientre como muestra de aquellas vivencias.

BONDAGE, ¿ES ACEPTABLE?
Parece que Angelina no es la única que busca nuevos incentivos a la hora de mantener sexo. El bondage, juego erótico consistente en atar a la otra persona con cualquier tipo de cordaje, está teniendo un gran auge. La polémica está servida, ¿realmente no han de existir reglas en el sexo?, ¿son recomendables estas practicas en las que uno puede dañarse?
Los seguidores de esta tendencia aclaran que es un elemento estético, un placer a través de la simulación y el efecto de sentir la dominación de un individuo sobre el otro. Al parecer, un juego en el que uno ha de tener bien claro hasta dónde poner los límites, o en este caso, tensar la cuerda. Los amantes del bondage que son atados afirman que disfrutan especialmente por las sensaciones físicas que les produce la cuerda en su cuerpo: su presión, el roce, la sensación de inmovilidad e inclusión la abrasión que produce la cuerda al tendarse y apretar con fuerza contra la piel.
Según esto, el placer mediante el bondage se produce ante la simulación de un riesgo, sintiendo la adrenalina de una sensación de temor que, al juntarse con la excitación, produce una fuerte sensación.

Parece que la cultura se ha hecho eco de esta práctica y se ha podido ver escenas representativas de ello en películas como Instinto básico, Nueve Semanas y Media, Exit to Eden, Cruising y Sr. y Sra. Smith con Angelina Jolie.

NO ME LLAMES DOLORES, LLÁMAME LOLA
Adaptarse a los nuevos tiempos conlleva la aceptación de nuevos términos que normalicen las nuevas sexualidades. Palabras como shemale o gayelle son muy poco conocidas por todos nosotros pero que esconden un intento de cambio por parte de sus propulsores, una manera de especificar y atenuar la diversidad sexual que existe.
Shemale es el término escogido para denominar a un hombre que quiere ser mujer y se siente mujer pese a que aún no haya pasado por quirofano. Hasta el momento se entendía como transexual, pero esto es erróneo ya que ese término se usa para el hombre ya operado. Por lo tanto, Shemale es un transexual no operado pero ya con apariencia de mujer en pleno proceso de hormonación.
Gayelle es la propuesta del sector lésbico para denominarse a partir de ahora, consideran que la palabra lesbiana se ha quedado anticuada y es peyorativa. Pese a que el término gay engloba también a las mujeres homosexuales, prefieren añadirle "elle" (ella en francés). Las impulsoras de esta nueva palabra se encuentran recogiendo firmas por todo el mundo y conseguir que muy pronto sea una palabra usual, "La palabra lesbiana es anticuada; no es representativa de los tiempos modernos y de personas con un pensamiento moderno. Lesbiana no suena alegre y divertido y tampoco ligero como la palabra gay; sino que suena más como solitaria, perdedora".

Ubersexual, el macho que nunca tuvo que desaparecer
Si hace unos años, el hombre metrosexual era el mayor exponente a la hora de la conquista. Ahora, se está experimentando una vuelta al hombre de antes, a lo que denominabamos el macho por excelencia. Fuera cremas, fuera depilación integra, vuelve a llevarse el hombre masculino y varonil. El hombre de moda es el ubersexual. Uber, proveniente del alemán, significa "muy" o "mucho", término creado para resaltar que el mayor poder de atracción del hombre reside en su bruta masculinidad. La época de metrosexualidad estuvo a punto de eliminar lo que parece ser que simboliza el mayor atractivo del hombre, así que hay que cuidarse pero sin excesos, tener un estilo de propio y mucha confianza en sí mismo.
Actores como Clive Owen, Hugh Jackman o el clásico George Clooney sería el representativo de estos hombres deseados por su masculinidad acentuada. En España, el ejemplo lo tendríamos en el actor de moda, Miguel Angel Silvestre.

Incontables deseos y particularidades sexuales
Terminando este viaje de la mano de Angelina Jolie por los múltiples caminos del sexo, hablamos de rarezas aún mayores dentro de las sábanas. Entre las particularidades de la actriz a la hora de ponerse a tono, la actriz nos deja perplejos al afirmar que algo inusual que le excita mucho es la sangre: "Recuerdo que una vez, con uno de mis novios de la adolescencia, hice un pacto de sangre. Ambos nos hicimos un corte en la mano, sangrando, juntamos nuestras palmas de la mano. Confieso que eso me excitó muchisimo".

Parece ser que esta experiencia de la vanguardista Jolie no es un caso aislado y se denomina Hematofilia, atracción por la sangre. Asesinos en serie han admitido haber realizado sus crimenes por la sangre, por la gran excitación que sienten ante su color rojizo. Dexter, el asesino en serie más televisivo y de actualidad, es un personaje que siente una enferma obsesión por la sangre.

La serie Dexter, que cuenta con un gran número de seguidores, narra la obsesión de un criminólogo por la sangre, especializándose en ello y fascinado por los crimenes más sangrientos. Una divertida ironía, un asesino en serie investigando y capturando asesinos.

Son muchas las rarezas sexuales que poco a poco van ganándose un término para cada una de ellas (muchas creadas con el sufijo "filia"), he aquí un listado de las más sordidas:

* Abasiofilia: atracción a las personas cojas.
* Acrotomofilia: atracción por los miembros amputados.
* Acucullofilia: atracción por los penes circuncidados.
* Agalmatofilia: atracción sexual por estatuas o maniquíes desnudos.
* Altocalcifilia: atracción por los tacones altos como fetiche.
* Alveofilia: atracción por tener relaciones sexuales en una bañera.
* Amaurofilia: atracción por la ceguera.
* Anastimafilia: atracción por el sobrepeso de los demás.
* Androginofilia: atracción por personas andróginas.
* Andromimetofilia: atracción por las mujeres vestidas de hombres.
* Apotemnofilia: atracción por la idea de ser amputado.
* Asfixiofilia: atracción por asfixiar a la pareja.
* Astrafilia: atracción a los truenos y relámpagos.
* Autoasasinofilia: atracción por la fantasía de ser asesinado.
* Autonepiofilia: atracción por utilizar pañales y ser tratado como un bebé.
* Consuerofilia: atracción a coserse zonas de la piel con aguja e hilo.
* Coprofilia: atracción al estiércol.
* Coulrofilia: atracción a los payasos.
* Dacryfilia o dacrilagnia: atracción por ver lágrimas en los ojos de la pareja.
* Deipnofilia: atracción a las conversaciones de sobremesa y cena.
* Dendrofilia: atracción a frotarse contra los árboles.
* Dysmorfofilia: atracción hacia personas deformadas.
* Estigmatofilia: atracción por los tatuajes, agujereamientos (píercing), sacrificios o cicatrices.
* Eufilia: atracción a las buenas noticias.
* Fermininofilia: atracción a lo feo.
* Flatofilia: atracción por el olor de los gases intestinales propios o de la pareja.
* Formicofilia: atracción por el reptar de insectos o animales pequeños sobre los genitales.
* Ginemimetofilia: atracción por los travestis.
* Hibristofilia: atracción por tener relaciones con un violador.
* Hidrofilia: atracción al agua.
* Hierofilia: atracción sexual por las cruces.
* Hipnofilia: atracción a contemplar personas dormidas.
* Homiliofilia: atracción por predicar una religión a una persona sencilla y fácil de convencer de cualquier cosa.
* Ipsofilia: atracción sexual sólo por uno mismo.
* Ligirofilia: atracción a ruidos fuertes .
* Logizomecanofilia: atracción a los ordenadores.
* Maniafilia: atracción a la locura.
* Microfilia: atracción sexual por las personas pequeñas o enanas.
* Misofilia: atracción a la ropa sucia.
* Necrofilia:atracción hacia los muertos.
* Neofilia: atracción a lo nuevo.
* Negrofilia: atracción hacia personas negras.
* Nictofilia: atracción a la oscuridad.
* Ninfofilia: atracción sexual de un adulto por una adolescente.
* Nomatofilia: atracción a los nombres.
* Oclofilia: excitación ante una multitud de personas reunidas.
* Odofilia: atracción por los viajes.
* Ofidiofilia: atracción hacia las serpientes.
* Olfactofilia: atracción por el olor de la transpiración, o de los genitales.
* Ortofilia: atracción a la propiedad.
* Ornitofilia o avisodomía: atracción por las aves.
* Otofilia: atracción por las orejas.
* Partenofilia: atracción por las vírgenes.
* Pediofilia: atracción por las muñecas.
* Pedofilia: atracción a los niños.
* Pigofilia o pigotripsis: atracción por el contacto con las nalgas.
* Pirofilia: atracción hacia el fuego.
* Polyiterofilia: personas que necesitan tener una serie de parejas sexuales consecutivas antes de conseguir el orgasmo.
* Ponifilia: atracciónn por los ponis.
* Psicrofilia: atracción al frío o a ver a personas con frío.
* Salirofilia: excitación al ingerir la saliva de la pareja.
* Somnofilia:atracción por acariciar y realizar sexo oral a una persona dormida hasta despertarla.
* Actirastia: excitación sexual proveniente de la exposición a los rayos del sol.
* Androidismo: excitación con muñecos o robots con aspecto humano.
* Anisonogamia: atracción por una pareja sexual mucho más joven o mucho mayor.
* Axilismo: masturbación dentro de la axila de la pareja
* Ballooning: placer sexual que se obtiene sólo al ver mujeres hinchando globos, explotándolos, montándolos, o estirándolos.
* Ciprieunia: excitación sólo con prostitutas.
* Clastomanía': obsesión por romperle a la pareja la ropa que lleve puesta.
* Coitolalia: excitación producida al hablar durante el acto sexual.
* Knismolagnia: excitación sexual producida por las cosquillas.
* Lectolagnia: la única excitación proviene de la lectura de textos de contenido erótico.
* Masoquismo o duololagnia: placer ligado a la propia humillación o sufrimiento físico (cachetadas, latigazos, pellizcos) o moral (humillación). Se diferencia de la algomanía por la presencia del componente erótico.
* Melolagnia: excitación sexual provocada por la música (no necesariamente tiene que ser eróticas).
* Microgenitalismo: excitación por los penes pequeños.
* Nosolagnia: excitación proveniente de saber que la pareja tiene una enfermedad terminal.
* Saliromanía: ensuciar o dañar la ropa de la pareja.


Miedo me da averiguar cuántas Angelina Jolie admite haber sentido, pobre Brad Pitt, con lo bien que se le veía en su época con Jennifer Aniston. Sabiendo lo que ahora sabemos, encontrarse a Angelina Jolie en tu cama da mucho pero que mucho miedo...