domingo, 27 de febrero de 2011

XTARLINGS REDUX: FAST FOOD DANGEROUS


Big Mac, Doble Whooper, Kebap, Hot Dog, Rollito de primavera, patatas deluxe, Mc Fish, Coca-Cola Grande, Mc Flurry, Pizza Barbacoa… todos ellos forman parte de la denominada fast food (comida basura) y lamentablemente ya forman parte de nuestra cultura y tradición. Tras ingeniosas campañas de marketing, estos alimentos se han incorporado masivamente en nuestra alimentación y han producido una preocupación por las nefastas consecuencias que tienen sobre nuestra salud.
Como cualquier consumo, no hablaríamos de riesgos si éste se le realizara sólo de manera esporádica. Sin embargo, según las estadísticas, ingerimos estos alimentos de manera mucho más frecuente de lo recomendado. ¿Por qué es comida peligrosa?, ¿qué la diferencia de otro tipo de alimentos? La respuesta es la clase de ingredientes que lleva y los nutrientes que aporta. Son comidas con una alta cantidad de proteínas de origen animal, abundante cantidades de azucares, grasas saturadas, colesterol y sodio, aporte nulo de fibras y vitaminas. Además, hablamos de comidas con un elevado número de calorías que difícilmente va el consumidor a quemar a lo largo del día. Otro detalle en su composición alarmante es el alto número de aditivos como conservantes, colorantes y potenciadotes de sabor, que generan el hábito de consumir este tipo de comida y a su vez, la adicción. Sí, como suena, existen ingredientes que pueden producir adicción y que hace que el consumidor de este tipo de comidas sienta el deseo de repetir en el mismo restaurante o acudir con mayor asiduidad.

EL IMPERIO McDONALDS
McDonalds es probablemente la cadena de restaurantes más extendida en todo el globo terráqueo y, a su vez, la que más polémica se ha ido ganando. La composición de sus alimentos siempre ha tenido dudosa reputación, así como las condiciones de higiene y las condiciones salariales de sus empleados.
En España, McDonalds factura 554 millones de euros y 17000 personas empleadas. Pese a esas buenas cantidades, la cadena de restaurantes últimamente no da para demandas.
El caso más famoso fue el de dos niñas de 15 y 20 años, Ashley Pelman y Jazlen Bradley, de 90 y 135 kilos respectivamente, que solicitan daños y perjuicios por considerar responsable a la cadena de sus problemas de diabetes, tensión, enfermedades cardíacas y un alto nivel de colesterol. ¿Es responsable la cadena de estas enfermedades? Las defensas de ambas apelaba que si el objetivo de la cadena es atraer clientela y que esta acuda con regularidad, ¿cómo puede McDonalds excusarse en que es lógico que las niñas padezcan enfermedades si han abusado de sus alimentos?
La primera de ellas, Ashley, afirmaba que su plato favorito eran los happy meals y lo consumía con una regularidad de tres o cuatro veces por semana. Personalmente no considero una cantidad desproporcionada de visitas al establecimiento y no pienso que debiera de ser tan dañino para la salud si los alimentos son tan naturales como McDonalds afirma.
Es el primer caso en el que un tribunal americano admitió una denuncia contra una multinacional de alimentación a la que se considera responsable de problemas de la salud vinculados con la obesidad.
Aunque quizás mucho más dañina para la imagen de la cadena fue la emisión en cines de un documental creado por Morgan Spurlock en el 2004 sobre los efectos de la comida basura en nuestro organismo. La película, a modo de experimento, mostraba el deterioro físico del director del documental al someterse a un mes de comida a base de productos de McDonalds.
En 2004, la compañía sufrió los efectos del estreno del documental de Morgan Spurlock SUPER SIZE ME sobre los efectos perniciosos de la comida basura (la película muestra el deterioro físico que acompañó al director al alimentarse durante un mes de comida de los restaurante Mcdonald's). La multinacional hizo una campaña en la que hacía hincapié sobre que emplea a 1,6 millones de personas y en la que calificaba a su comida de "natural y equilibrada". El documental es asombroso y contiene datos alarmantes, una prueba indiscutible de lo preocupante que es el uso, o más bien abuso, de este tipo de comidas.


Uno de los secretos mejor guardados de McDonalds es su tabla de componentes y la cantidad de calorías de cada artículo. Es algo de difícil acceso y del que podemos obtener alarmantes deducciones...
Producto: ... Kcal
hamburguesas
Hamburguesa 247
Hamburguesa con queso 297
Big Mac 508
Cuarto de libra con queso 536
Hamburguesa doble con queso 441
Big Big Mac 742
Mc Royal Deluxe 545
Filete de pescado 343
Mc Pollo 407
Mc Rib 443
Grilled Chicken Caprese 447
Chicken Premier 492
Mc Nuggets de pollo, seis unidades 234
Crispy Bacon 504
Mc Pepito 370
Producto: Postres/complementos
Pastel de manzana 220
Cono de helado 163

Helado de fresa 299
Helado de chocolate caliente 358
Helado de caramelo caliente 350
Batido de vainilla 435
Batido de chocolate 476
Batido de fresa 450
Danonino petit suisse 68
Danonino fruta fresh 100
Postre de manzana 90

Mc Flurry turrón 434
Mc Flurry crunch 339
Mc Flurry M&M´s 392
Mc Flurry smarties 416
Actimel 0% 33
Actimel multifrutas 88
Danao de melocotón y albaricoque 122

Snack netsquick 96
Leche entera, 200 ml 64
Fruit & yogur 154

Manzana 95
Complementos:
Gazpacho 88

Mc Marins 242
Patatas fritas pequeñas 236
Patatas fritas medianas 333
Patatas fritas grandes 494
Patatas deluxe medianas 238
Patatas deluxe grandes 321
Salsa de mostaza picante 49
Salsa barbacoa 49
Salsa agridulce 52
Salsa curry 46

Salsa de patatas deluxe 101
Ensaladas:

Ensalada cesar con pollo a la plancha 230
Ensalada cesar con pollo crujiente 316
Ensalada ranchera con pollo a la plancha 281
Ensalada ranchera con pollo crujiente 368
Ensalada mediterránea 258
Ensalada de la huerta 17
Salsa para ensalada cesar 56

Salsa para ensalada ranchera 64
Vinagreta balsámica 24
Croutones aroma ajo y finas hierbas 59
Aceite de oliva virgen extra y vinagre de jerez 254
Refrescos:
Coca cola 168
Fanta 200
Coca Cola light 4

Coca Cola sin cafeína 168
Nestea limón 124
Sprite 168
Cerveza 147

Minute maid 122
Pongamos un ejemplo:
Un menu típico sería un menu big mac: harburguesa big mac (508 kcal), patatas deluxe medianas (238 kcal) con su correspondiente salsa mediana (101 kcal.), una coca-cola (168kcal.) y un helado de caramelo caliente(350kcal.).
Sería un total de 1365 kcal
Necesitariamos dos horas completas en bici a máxima potencia para quemar tanta caloría, una auténtica exageración.
¿Cuáles son los alimentos más peligrosos?
Dentro de la denominada Fast food existen alimentos que son altamente peligrosos y lo menos aconsejables, por lo que serán los que deberemos evitar o reducir para hacer más sana nuestra alimentación:
  • Hamburguesas, hot dogs y sándwiches: alta cantidad de grasas (carne, mayonesa, algunos quesos y otros aderezos) ademas de excesiva cantidad de sal.
  • Patatas fritas y aros de cebolla: alta cantidad de grasas (aceites) y sodio (sal)
  • Donuts y pastelería en general: alta cantidad de hidratos de carbono (harinas y azúcares) y grasas (aceites)
  • gaseosas o bebidas gasificadas :abundante cantidad de azúcares
  • Golosinas: abundante cantidad de azúcares, sal y grasas
  • Snacks: alta cantidad de cloruro de sodio, colorantes, saborizantes, azúcares y grasas.
Comida china, ¿alerta?
Cuando nos disponemos a comer fuera, los restaurantes chinos nos parecen la elección más adecuada con los alimentos que componen sus platos y el bajo precio de los mismos. ¿es tan sana la comida china como parece a simple vista? Lamentablemente, no todo es oro lo que reluce.
Muchos de los platos que se ofrecen en estos restaurantes son alimentos caldosos y fritos en mucha grasa, por lo que poseen demasiadas calorías y un alto índice de sodio por encima del promedio medio que ha de consumir una persona.
Por ejemplo, la carne de res frita a la naranja contiene 1500 calorías y 3100 miligramos de sodio según nos cuenta un informe realizado por el Centro para la Ciencia del Interés Público.

El sodio produce que retengamos más líquidos y que el corazón tenga que trabajar más para expulsar ese fluido, por lo que incrementa el riesgo de problemas cardiovasculares, sobrepeso, disnea o dificultades a la hora de respirar.

El sodio hace que el cuerpo retenga líquidos y que el corazón tenga que trabajar más para expulsar ese fluido. Esto incrementa el riesgo de problemas cardiovasculares, según la Asociación Americana del Corazón. El exceso de sodio también puede hacer que la gente aumente de peso y empeorar los síntomas de inflamación y de disnea, o dificultad de respirar.
Los platos menos saludables son los que incluyen aceites de cocinar pescados, fideos, frituras y empanizados y el cocinar al vapor no siempre rebaja las calorías.
Es por ello, que se recomienda comer porciones más pequeñas, buscar los platos con mayor cantidad de vegetales, alimentos que se frían de manera ligera (stir fry), no añadir sal a los platos y arroz integral en vez del blanco.



PERRITOS CALIENTES ¿Alguna vez os habéis preguntado alguna vez por qué se llama “perrito caliente” al bocadillo con una salchicha de frakfurt?
La salchicha de Frankfurt fue creada en 19852, los cocineros inventores decidieron que llevase el nombre de la ciudad aquella salchicha de piel muy fina y carne muy picada. En 1906, un vendedor ambulante de bocadillos calientes y refrescos tuvo la genial idea de comenzar a vender masivamente estas salchichas en bocadillos en un estadio de béisbol durante los partidos. Fue un éxito total, aunque en aquella época también se cuestionaba la procedencia de estas revolucionarias comidas y un avispado caricaturista deportivo hizo el chiste sobre la similitud de estas salchichas con la forma de los perros de raza dachlund, que pasaron a llamarse “perros salchicha” y las salchichas “perros calientes”.
Sorprende comprobar que un perrito caliente (salchicha, pan, keptchup, mostaza y cebolla) contienen 460 kcal.
Por lo tanto, si aquel japonés (Takero Kobayashi) que se convirtió lider en sexto año consecutivo al comerse 53 perritos calientes en sólo 12 minutos ingirió la friolera de 24380 kcal, que serían 2216 minutos en bici para poder quemar todas ellas, es decir, un dia y medio entero sin parar en bicicleta, auténticas barbaridades (y absurdo dato, pero hacía tiempo que no me divertía tecleando mi bonita calculadora, je).



KEBAB, EL DATO SORPRESA Suena curioso, cerrando este breve recorrido por las comidas más indigestas, encontrar datos como los siguientes en los kebabs. Asombrosamente, es mucho más recomendada la ingesta de un kebab que algunos platos que se ofrecen en restaurantes chinos, que a primera vista parecen mucho más nutritivos.
El principal ingrediente de los kebabs es la carne asada de cordero (sobre todo pierna), pollo o vaca, la cual gira en un asador. Este plato se puede tomar en restaurantes o en los populares puestos callejeros. Para prepararlo, la carne asada se corta en tiras y se sirve en un pan especial (pan de pita) acompañado de cebolla, tomate, otros vegetales y de salsas (picante, de ajo o tahini entre otros) o de crema agria.
El pan aporta hidratos de carbono complejos, la carne suministra proteínas de alto valor biológico y cantidades variables de grasa (en función de si emplea cordero, vaca o pollo) y los vegetales de acompañamiento vitaminas, minerales y fibra.
La carne de pollo que puede llevar uno de estos bocadillos oscila alrededor de unas 112 calorías, 300 si el kebab es de cordero y 256 si es de ternera, por lo que añadiendo el pan y las salsas obtendremos una cantidad de calorías del 50% sobre las que consumiriamos en una hamburguesa.

Lamentablemente, muchos locales donde se venden no reunen las condiciones higiénicas básicas, lo cual hace que crezca nuestra inseguridad a la hora de comer estos alimentos. Pero, en cuestión de alimentación, estamos ante un plato sano y altamente recomendable si lo comparamos con el resto.

Algunos consejos que puede poner en práctica:
  • Ordenar una hamburguesa pequeña en lugar de una grande y obviamente evitar la opción agrandar el combo.
  • Evitar la opción de agregar tocino o panceta (bacon).
  • Reemplazar el pan de miga por pan tipo pita, de granos enteros (integral).
  • Variar los sandwiches de pollo frito por pollo grillado.
  • Reducir las grasas omitiendo la mayonesa y reemplazándola por mostaza, o vegetales (tomates, lechuga, cebollas o pickles).
  • Ordenar bebidas gaseosas de bajas calorías (dietéticas), jugos de frutas de bajas calorías, té o simplemente agua.
  • Evitar las comidas fritadas ya que agrega grasas innecesarias y duplican el contenido de calorías
  • Comer ensaladas en vez de patatas fritas, lo cual ayudara a satisfacer el apetito y a su vez aportarán fibras y vitaminas.
  • Reemplazar las patatas fritas por una patata horneada .
  • Ordena una pizza pequeña con vegetales (pimientos, cebollas, champiñones y otros) en lugar de salame, jamón o pepperoni.
  • Al comer ensaladas, limitar la cantidad de condimento (vinagreta) agregada ya que pueden suelen contener excesivas calorías en forma de grasas y azucares además de sodio.
  • Evitar los crotones o pan en las ensaladas.
  • Evitar los postres, dulces, batidos de leche, o tartas. Comer yogur helado de bajo contenido graso, ensaladas de fruta o batidos de leche también de bajo contenido graso).
  • Ordenar pastelería con bajo contenido en grasas como muffins de zanahorias o manzanas.
  • Evitar la pastelería que contenga chocolate.
  • Reemplaza la crema que acompaña al café; con leche desnatada.

Por último, un curioso enlace en el que vemos fotografías de variados alimentos y su porción correspondiente a 200 calorías, es divertido ver la comparación entre unos y otros, ver cuánto son 200 calorias de pasta en comparación con 200 calorías de queso Cheddar.
What does 200 Calories look like?
Mi consejo final es el siguiente, la comida basura es potencialmente atractiva y por ello, no hay problema que la consumamos pero debemos de ser consciente y cuidar no sólo la frecuencia en la que la consumismos sino también las porciones que pedimos, a veces se come más con la vista que con el estomago... y sino mira este video: