viernes, 11 de mayo de 2012

ZOZO, EL DEMONIO DE LA OUIJA


  Son muchas las historias diabólicas de personas curiosas que se han sentado frente al mal llamado "juego" de la ouija. Algunos entraron en una espiral de obsesión y locura que terminó incluso con la muerte. Es una peligrosa práctica que nadie debería realizar y de la que, en realidad, poco se sabe. Los escépticos piensan que la ouija manda mensajes que el propio grupo de personas sabe y expresa, quizás desde lo más profundo del subconsciente. La energía de una gran concentración por parte de los asistentes podría ser tal que el puntero podría llegar a moverse. Si juntamos estas dos suposiciones, tendríamos una lógica explicación al fenómeno de la ouija y, por lo tanto, sería algo completamente humano y producido por nosotros mismos. Sin embargo, no son pocas las ocasiones en las que experiencias con el tablero evidencian que ha de haber algo más, que la ouija puede considerarse como una puerta de acceso a otro mundo, un lugar oscuro donde fallecidos y otros seres logran establecer contacto con nosotros. Si eso fuese cierto, estamos ante algo muy peligroso, ya que desconocemos a la entidad que establece un contacto directo con nosotros. Es como si dejáramos la puerta abierta de nuestra casa al irnos a dormir, sin importarnos qué persona desconocida puede entrar y con qué intenciones...

  ZOZO, curiosa silaba repetida, sin significado aparente, no es un nombre que hayamos escuchado antes y que surge exclusivamente de testimonios de personas que han hecho la ouija. Si el tablero se mueve y da respuestas que nosotros conocemos previamente o del subconsciente, ¿cómo es posible que exista una entidad que sólo parece existir a través de la ouija?...
  Cuando escuchamos aterradoras experiencias en las que los jugadores de ouija afirman haber contactado con Satanás o celebres asesinos ya fallecidos, el subconsciente podría ser la respuesta. Tal vez, nuestros temores y mayores miedo se manifiesten en esos movimientos del puntero que se dirige de una letra a otra. Son personajes que conocemos y que todos nos asustaríamos muchísimo si creemos realmente que realmente estamos estableciendo un contacto espiritual con alguno de ellos. Es entonces cuando ZOZO cobra más importancia de lo que parece, ya que las personas que han contactado con este singular ser no habían escuchado jamás sobre él... por lo tanto, no puede ser objeto de una sugestión colectiva. Tal vez lo puede a llegar a ser ahora, pero durante mucho tiempo, muchas personas han reproducido su nombre con extrañeza al contar su personal experiencia sobre la sesión...

He aquí algunos de los muchos testimonios sobre ZOZO que uno puede encontrar por la red y que, en cuestión de muy poco tiempo, se han multiplicado más que nunca..



  Durante mis experiencias con la Ouija, un espíritu en particular siempre hizo notar su presencia. Su nombre es ZoZo. Hoy en día, me niego a pronunciar siquiera su nombre, ya que creo que la mera pronunciación del mismo puede hacer que se manifieste.

Demasiadas veces como para contarlas, pretendió ser un buen espíritu desde el principio, o pretendía ser quien sea que yo tratara de contactar. Pero, con el tiempo, mostro su verdadero yo, maldiciéndome, amenazándome a mí y a otros presentes en la sala. Una vez, me insultó usando lo que parecía Latín o Hebreo, e hizo uso de terminología bíblica. Estaba realmente fascinado y sorprendido por el número de veces que ZoZo se manifestó, a pesar de haberlo hecho en muchos estados y tablas de Ouija diferentes. Siempre terminaba siendo muy desagradable y comentaba libremente acerca de cuanto quería poseer a mis novias y llevarlas al paraíso. Cuando le pregunte donde estaba el paraíso, el deletreó I.N.F.I.E.R.N.O.

Una vez, después de que ZoZo se pusiera extremadamente cruel, entre en mi baño solo para ver a mi hija de un año de edad a punto de ahogarse. Su madre la había dejado sola en la bañera "Solo por un segundo", y de alguna manera, el grifo del agua se enciendo y empezó a llenar la bañera. Instintivamente, ella llevaba la cara inclinada hacia arriba, y fue cuestión de segundos para que su cara quedara debajo del agua. Al día siguiente, fue hospitalizada por alguna extraña infección interna, y fue puesta en aislamiento por dos semanas mientras los doctores intentaban diagnosticar la enfermedad. Estuvimos a punto de perderla, y fue cuando empecé a sospechar de un ataque demoniaco.





Algunos otros testimonios aterradores sobre ZOZO...

- Según me explicó él mismo a través de la ouija, Zozo es uno de los siete guardianes de los siete círculos del infierno. Si alguien realiza la ouija y establece contacto con una entidad que se inicia con una "Z", como "Zana, Zoa, etc" finalizar sesión inmediatamente. Me temo que son demonios más poderosos que el resto y muy malignos, no acabará bien la sesión, seguramente os ataque. En mi caso, me lanzó una silla de madera contra mi cabeza. Por favor, haganme caso. La ouija es muy peligrosa, no jueguen nunca...

- Cada vez que oigo hablar de Zozo y yo hablo sobre él, padezco ansiedad. Siento la negatividad, una fuerte presión en el pecho y en mi cerebro. Mi hermana y yo nos aficionamos a la ouija y establecimos contacto con un ser muy maleducado, nos insultaba y nos amenazaba. Le preguntamos cómo se llamaba y deletreó Z-O-Z-O... justo en ese mismo momento, mi sobrino (el hijo de mi hermana), quien dormía en una habitación lejana a la que estabamos con la ouija, se levantó de la siesta gritando "Zozo, Zozo, Zozo".. No sabíamos qué le pasaba, nos asustamos mucho, parecía histérico y no dejaba de repetir esa sucia palabra... Entré en pánico cuando consulté por internet y descubrí que, en ocasiones, Zozo amenaza con llevarse al hijo primogénito...

- Cometí el error de jugar con mis amigas a la ouija, se nos manifestó una entidad llamada Zozo, qué él mismo decía ser un demonio. A la noche, tuve unas pesadillas horribles. Soñaba que alguien entraba en mi habitación y me violaba. Lo pasé muy mal, era un ser con los ojos negros del todo y su lengua era negra. Olía muy mal, como a huevos podridos y era muy violento. Me desperté y había sangre en mi ropa interior. Me traumatizó mucho, le pedí a mis amigas que volvieran a hacer la ouija, yo no era capaz, y les preguntase si era él quien me violaba en sueños. Dijo que sí, que ahora, yo era su novia. Durante dos meses, he sentido cómo Zozo entra en mis sueños y abusa de mí. En serio, no juguéis nunca a la ouija.

- Zozo se le aparece a mis amigos desde que yo sola hice la ouija en mi casa. Él se presenta en sus habitaciones, se queda inmóvil y mira cómo duermen. Ellos se despiertan al escuchar una risotada, lo ven, se asustan y él desaparece.
  Una vez, sentí como alguien me tocaba la entrepierna mientras hacía la ouija, Zozo decía que quiere embarazarme, que iba a violarme en sueños. 
Esa noche tuve un sueño (yo nunca sueño) ... de la violación. era Zozo, me violó en mi sueño. Hablé con él más tarde esa noche y le preguntó si era él ... me dijo que sí.


Dos noches más tarde estaba en mi sueño otra vez, me estaba ahogando, se me ocurrió que iba a morir, yo no podía respirar, me desperté jadeando. Dice que alguna noche, no despertaré...



- Estuvimos alrededor de veinte minutos hablando con él, Zozo dice ser un demonio oscuro. Mi novia tuvo la estúpida pregunta de si odiaba a alguien de la sala. La flecha me señaló claramente a mí. Mi novia se echó a llorar, ZoZo me amenazó con matarme. El puntero que usabamos se elevó sin que nadie lo tocase, comenzó a girar y empezó a moverse como si de un pájaro se tratase. Luego, con mucha fuerza, cayó sobre mí. Parecía ser lanzado contra mí, me dio un buen corte en la frente. Estábamos muy asustado, cerramos la sesión. 

  Esa noche me costó mucho dormir, no dejaba de pensar en ese demonio. Alrededor de las tres de la madrugada, una risa me despertó. Abrí los ojos y vi algo al pie de mi cama, era como una persona pero quizás un poco más alto de lo normal. Desapareció y yo sentí estar empapado en sangre. Encendí las luces y mi nariz no dejaba de sangrar.






  ¿Es ZoZo un demonio capaz de entrar en nuestra dimensión? No lo sabemos, sin embargo, todos estos testimonios parecen alertar de los graves peligros que uno se enfrenta al realizar la ouija. Sea producto del pánico, sugestión o contacto real con entidades sobrenaturales, algo en común es que ninguno de ellos lo recuerda como una buena experiencia.

  NADIE que haya hecho la ouija cuenta algo satisfactorio, la mayoría se arrepiente de haber probado por curiosidad a ver qué pasaba. MUCHOS de ellos han terminado con graves problemas psicológicos, traumas y, en el peor de los casos, provocándose la muerte. Recordad estos testimonios cuando tal vez en una fiesta, quizás rodeado de tus mejores amigos, alguien mire pícaramente al resto y sugiera realizar espiritismo. La ouija nunca aporta nada positivo a tu vida y, desgraciadamente, piensa que tal vez cambie tu vida irreversiblemente y vivas eternamente en una pesadilla.

 


  ¿Te gustan las historias de misterio y sucesos inexplicables?
  Escucha nuestro programa, FRECUENCIA FANTASMA... 
                                           si te atreves...

8 comentarios:

Erudito Salvaje dijo...

Aterrador como mínimo, pero interesante la tal entidad llamada Zozo.
Nunca he jugado a la ouija, y espero, si algún día mi curiosidad vence a mi razón, no toparme con esta clase de entes.

Anónimo dijo...

pues quien sabeee perooo9 de berdad quisieraa saber algundiiiaa que se siente tener miedooo creooo que jamas e tenidooo miedooo de algooo
pues que zozo tan cochinooo jajajaaja

Anónimo dijo...

Que orror !!

Daniel Peraza dijo...

A mí lo único que me parece un horror es la ortografía de los comentarios anteriores!!!

Daun dijo...

Si no escriben bien, Zozo se los lleva y los viola en el infierno

Luis Zalgo dijo...

Creo que seria una buena experiencia hablar con ZoZo...

Mirza Viloria dijo...

Pues yo ya jugué la ouija....y .. no me paso nada de nada fue una desepción jajaja...

Tron dijo...

A pesar de todas las advertencias que dan sobre esto de la ouja hay gente que no aprende. ES REAL.NO LO HAGAIS.