jueves, 24 de enero de 2008

APUESTAN POR LA MUERTE DE BRITNEY SPEARS


Ante la oleada de muertes inesperadas de personajes jóvenes y famosos en América, parece que todo el mundo tiene claro cuál podría ser el siguiente. En vista de sus ultimas salidas de tono, son muchos los que auguran un fatal y prematuro destino para la cantante Britney Spears. Es tanta la seguridad de que el acontecimiento suceda que una página web está realizando una gran apuesta sobre en qué día nos levantaremos con la noticia.

www.whenisbritneygoingtodie.com

La osada apuesta pone como premio una PlayStation 3 al que acierte el día y la hora en que la cantante deje este mundo. Este atrevimiento de mal gusto pone en manifiesto lo poco inesperado que cogería la noticia tal y como le van las cosas a Britney. ¿Deberíamos realmente de estar preocupados por un trágico desenlace?

Britney entró en nuestras vidas a la tierna edad de dieciséis años, vestida como una colegiala y pidiendo una vez más (primer single de Britney Spears: Baby, One more time, 1996). Su mirada era cándida, solía sonreír siempre que los periodistas se acercaban y sus letras (algo simples, acordes a su edad) eran bastante pegadizas. El público simpatizó rápido con la joven cantante.
De su primer álbum, también se extrajeron éxitos como "Sometimes", "You drive me crazy" y "Born to make you happy" (una balada con acordes muy bonitos).

Britney no tardó en crear una legión de fans, especialmente entre las chicas más jóvenes. Todas querían ser como Britney y acabó convirtiéndose en la artista adolescente que más disco ha vendido en la historia de la música. Fue nominada como "Mejor artista revelación", premio que le fue arrebatado por Christina Aguilera, iniciándose así la rivalidad entre las cantantes y sus fans. Britney, quizás consciente de que la mayoría de sus seguidoras eran menores de edad, se dejó conocer como una chica ingenua, muy romántica y que pretendía llegar casta al matrimonio.

Parece que la cantante tardó poco en cantarse de aquel rol asignado de niña buena y comenzó a cambiar ligeramente con la llegada de su segundo álbum: "Ooops... I did it again", comenzando con un single de mismo nombre. Britney volvió a hacerlo, arrasó. Su segundo trabajo ha sido el álbum más vendido en su primer semana en la historia de las cantantes femeninas de EEUU. En sus videoclips y la letra de sus canciones, se percibía una cambio, una mutación. La niña dulce dejaba de serlo.
Britney explica a los posibles sorprendidos del ligero cambio entre el primer álbum y el segundo: "La gente tiene que recordar que cuando grabé "Baby One More Time" tenía 16 años, nunca antes había estado en un estudio y todo era nuevo, porque antes dejé que la gente hiciera todo por mi, y honestamente creo que fue por eso que entré tan nueva en la industria de la música, no sólo porque fuera joven. Pero grabando y participando en el proceso y cargándolo todo de mi estilo, era una experiencia en la que crecí y en este álbum tuve la oportunidad de hacer todo eso. Este álbum es más cercano a lo que yo soy, a mi estilo ¡es funky!".

En Noviembre del 2001, Britney saca su tercera entrega (Britney, titulado como ella) y que vuelva a ser el disco más vendido en su primera semana a la venta. Pese a una entrada sobresaliente, el álbum comienza a no tener tantos adeptos como los anteriores. La Britney madura no tiene el mismo gancho que etapa adolescente. Destacamos el tema Overprotected, donde la cantante advertía de lo importantes que son los errores para aprender y lo nada recomendable que era sobreproteger a alguien.

Entre su tercer y cuarto álbum, Britney estrena en los cines su película, Crossroad, una película dulzona que, pese a instalarse en el segundo puesto de la taquilla en su primera semana, no terminó de cuajar y la cantante volvió a dedicarse exclusivamente a la música.

El cuarto álbum, In the zone, cuenta con el apoyo mediático de que Madonna colabora en una de sus canciones (con beso incluido en la gala de los premios de la Mtv) e inicia una gira de conciertos con los que la joven vuelve a tener un relativo éxito. Su canción "Toxic" se alzó con un Grammy a la Mejor Canción Bailable, primer grammy de la joven pese a haber estado nominada en consecutivas ocasiones.

La prensa comienza a frotarse las manos cuando Britney y Justin Timberlake (su primer amor y noviete adolescente) rompen y la actriz tiene un matrimonio relampago. Sucedió en enero del 2004, Britney se casó con un amigo de toda la vida (Jason Allen Alexander) tras una borrachera en Las Vegas. 55 horas más tardes, los jóvenes anulan el matrimonio.

En ese mismo año, dos meses más tarde, su gira tampoco está pasando por muy buen momento. La gira The Onix Hotel Tour es calificada como escandalosa y poco apropiada para la gran cantidad de menores que acudían al evento. Las coreografías de los bailarines simulan sexo homosexual, orgías e incluso masturbaciones. Britney se lastima la rodilla, así que la gira es cancelada y la cantante obtiene grandes perdidas.

En el 2005, Britney saca a la venta su fragancia "Curious" que obtiene un aceptable éxito y es incluso elegida como Mejor Perfume de Mujer del año (no sabía que existían estos premios). La fragancia combina flores blancas y amizcle con Vainilla.

Britney comienza un romance con uno de sus bailarines, Kevin Federline, con el que se casa en septiembre del 2004. La boda de Britney posee detalles nada comunes que no pasan por alto para la prensa americana. Los asistentes fueron avisados del evento con sólo 24 horas de antelación. Estos invitados tenían que pagarse sus copas, si los amigos y familiares de la pareja querían comer las hamburguesas y alitas que había como menú (los platos favoritos de Britney) tenían que abonar una determinada cantidad de dinero.

Poco después de la boda, Britney anuncia su embarazo. El primer hijo de la cantante, Sean Preston, tuvo poco tiempo como hijo único, ya que muy pronto llega su hermano. La maternidad supuso un mundo nuevo para la joven y fueron muy criticadas sus bajas cualidades como madre. La actriz fue vista conduciendo con un niño en su regazo, tomándose en vano las leyes que obligan a que los bebés vayan detrás con su silla por motivos de prevención.
Otra de las cosas que Britney no llevó nada bien fue su radical cambio de figura. La joven ganó en kilos tras sus dos embarazos seguidos. Pese a que ya ha perdido doce, Britney no ha conseguido recuperar el tipo que lucía tan orgullosamente.

En el otoño del 2006, su matrimonio con Kevin se rompe. Britney se encuentra sóla, con los dos niños y una prensa nada a su favor, hablando con mucha frivolidad sobre las posibles causas del divorcio.

En febrero del 2007, la joven ingresa en un centro de rehabilitación para realizar un programa de desintoxicación durante cuarenta y cinco días. A su salida, la joven se vuelca en la grabación de su nuevo álbum, Blackout.

Britney recibe feroces críticas cuando presenta su single "Gimme more" en los premios de la Mtv. Los criticos no cogen de buen agrado el nuevo trabajo de la cantante: "La rítmica y bailable pista es una redundante mermelada en la que el título es repetido nada menos que tres docenas de veces en cuatro minutos".
Lejos quedan los adorados años de la cantante y sus extrañas hazañas son cada vez mayores: Britney se rapa la cabeza y se dirige furiosa a los paparazzi con un paraguas como arma. La cantante viste de manera muy diferente a como nos tenía acostumbrados y las fiestas son cada vez más seguidas.


Britney pierde la custodia de sus hijos en octubre del 20007 y el pasado 3 de enero del 2008, la actriz vuelve a ser escándalo. Britney es internada en un hospital por presunta intoxicación por sustancias desconocidas. Como sus exámenes de sangre resultaron negativos, se cuestiona la salud mental de la cantante en vista de cómo se comportaba la noche que la policía fue hasta su casa, una Britney fuera de sus casillas.

... Y hasta aquí el viaje deconstructivo de la joven artista. Esperemos que Britney sepa afrontar la gran crisis que padece y comience a tener una vida mucho más tranquila. Ojalá el contenido de la página web de la que os hablaba se convierta sólo en una acción de mal gusto y no se convierta en un prematuro pronóstico. Tengamos fé en que sólo sea una mala racha y (como ha hecho cuarenta mil veces Madonna) un día reaparezca reinventándose a sí misma y con mucho que cantar.

4 comentarios:

Albert dijo...

Yo me llegué a comprar su primer album, ¡qué distinto era todo en aquel entonces! La imagen no podía distar más de la actual... A mí lo que me preocupa es que estas apuestas no puedan propiciar su muerte, quiero decir, que la actriz al ver que llama la atención por sus tentativas de suicidio, crea que tenga que llevarla a cabo de verdad...

Albert dijo...

Por cierto, yo voté por otoño, ¿eso significa que debo considerarme ganador?

boyzen dijo...

Tienes toda la razón, me parece una propuesta de mal gusto y que puede desequilibrar aún más a la joven, os imaginais conectaros y ver una página donde apuestan por tu muerte? eso ha de ser muy fuerte.
Bueno, sobre la encuesta, je, el premio será sentir que piensas como la mayoria, no? xtarlings aún no puede financiar premios, tiempo al tiempo, jeje

Un abrazote y buen finde, Albert

Sophie86 dijo...

buena idea le van a dar a Britney madre mia, que horror!!
Viendo lo que ultimamente hace, mal andamos como le de por hacer alguna tonteria más gorda de las que normalmente le ha dado por hacer.

Sigo pensando en que es una lástima el cambio que ha dado esta chiquilla, a caído empicada, esperemos que poco a poco levante el vuelo..por ella y por sus pequeñines.

Un besote!!