miércoles, 2 de enero de 2008

SECRETOS DE RAFFAELLA CARRÁ

Hablar de Raffaella Carrà es hablar de grandes éxitos, sus canciones han perdurado en la historia y actualmente sigue contando con su propia legión de fans. Raffaella (Raffaella Roberta Peloni, para ser exactos) nació en Bolonia, durante el verano de 1943.
Raffaella entró en el mundo del arte bajo una unión de casualidades. Un director amigo de su familia vio brillar a una niña muy simpática de tan sólo nueve años. Raffaella se encontraba de viaje con su madre en Roma. El director no tardó en proponerla para un pequeño papel en la película "Tormento del passato".
Satisfecha por la experiencia, Raffaella recibe clases en el Instituto de la Cinematografía y formación como bailarina. Tras pequeñas intervenciones en el celuloide, la actriz recibe su golpe de suerte cuando viaja a Estados Unidos y comparte cartel con Frank Sinatra y Sofia Loren en "El coronel Von Ryan".
Pese a su gran éxito, Raffaella sintió añoranza por su querida Europa, así que regresó y participó en producciones francesas e italianas.

Desde el comienzo, la actriz siente gran devoción por los musicales y tras asistir a algunos como el de "Hair", Raffaella comienza a gestar ideas en su cabeza. La oportunidad le llega en un programa francés donde le dan la oportunidad de hacer lo que quiera durante tres minutos.
Raffaella aprovecha para romper la tradición de la cantante o bailarina estática y formal. Se mueve, sacude la cabeza en un modo nunca visto y conquista a todo su publico.

Los productores de la televisión italiana no tardan en ver en ella un filón de oro, por lo que no tardaron en ofrecer un programa con el que Raffaella comienza a afianzarse como cantante. Toda Italia se rendía a sus pies, maravillados con aquel estilo personal de cante y baile, además de una elaborada puesta en escena.


Raffaella cierra así su etapa de actriz y decide saborear las mieles del triunfo. Sus canciones comienzan a hacer furor. "Me desilusionó el cine, porque es un medio que no depende de ti, depende de un realizador que te encuentre, que crea en ti, y no tuve esa ocasión. Pero si cierro los ojos, y me preguntas cuál es la palabra que sintetiza mi carrera, lo primero que me viene a la mente es: "¡Qué fatiga!". Por eso creo que no me falta mucho. No tengo una ambición tan elevada, y esta vida me ha dado muchísimo, mucho más de lo que esperaba." - afirmó Raffaella recientemente en una entrevista.

En la década de los ochenta, publicó ocho discos. En los 90 su discografía fue menos abundante y exitosa y se compuso de 6 discos. En 1992, se vino a España para presentar el programa de TVE-1 "Hola Raffaella", su éxito provocó que se mantuviese en antena hasta 1994. En este espacio, cantó sus grandes éxitos, entrevistó a personajes famosos y se encargó de otras secciones como el concurso con famosos "Si fuera".
En 1993 alternó este programa con un magazine diario llamado "A las 8 con Raffaella". En 1995 fichó por Tele 5 y presentó el magazine de tarde "En casa con Raffaella", un programa que no terminó de cuajar. Tras este trabajo regresó a Italia, volviendo a España sólo de manera ocasional para programas puntuales.

Desde su descubrimiento, Raffaella siempre ha estado perseguida por la polémica. De hecho, hasta el Papa se pronunció sobre la cantante cuando apareció en una actuación mostrando el ombligo con una sugerente vestimenta. La calificaban de atrevida, transgresora e incluso fue vetada en algunas televisiones. Ella, lejos de asustarse, realizaba canciones más picantes y con sugerentes connotaciones sexuales. En algunos paises (como Argentina), las canciones fueron levemente modificadas por encontrarse en aquel momento en un gobierno militar.

Una de sus más atrevidas es la canción "53-53-456" en la que hace una clara alegoría a la masturbación femenina. En ella una mujer llama a su amante y al no contestar esta empieza a juguetear con su cuerpo: "pasa el tiempo y no puedo esperarte más mi dedo está enrojecido de tanto marcar se mueve solo sobre mi cuerpo y marca sin parar" y luego: "ya no ven que es que aquí no hay nada que hacer sin ti aprendí que hay muchas formas de poder vivir y el teléfono podría olvidarlo ya".

En su canción "Lucas", la letra dejaba en evidencia la homosexualidad del joven que la chica de la canción quiere (ya sabéis que antes todo eran tabúes y temas prohibidos): "Eras un chico de cabellos de oro, yo te quería casi con locura. Te fui tan fiel como a nadie he sido, y jamás supe que te ha sucedido. Porque una tarde desde mi ventana, te vi abrazado a un desconocido. No sé quien era, tal vez un viejo amigo, desde ese día nunca más te he vuelto a ver".

Para la cantante, no habían limites en cuanto a atrevimiento y le gustaba hablar de cosas algo incómodas de contar. En "Santo", una mujer desengañada con su matrimonio le pide a su marido lo que le prometió cuando se casaron: "El Santo me engañó, el Santo me engañó, ¿donde está el sadismo? ¿donde el masoquismo? lo que me prometió."

Existe una gran controversia sobre lo que se esconde detrás de su imagen festiva y alegra. Son muchos los que han trabajado con ella y no se han llevado una muy buena imagen de Raffaella. La describen calculadora, fría y muy ambiciosa. Podemos señalar que sí es cierto que es una mujer de gran ambición (quizás en parte necesaria para llegar hasta donde llegó) pero muy criticable a la hora de examinar su metodología.
Se dice que es muy competitiva en cuanto al dinero, muy sesuda para añadir un dinero extra a base de un amplio merchandising a su nombre. En algunos casos, sin importarle la calidad del mismo. ¿Recordais la famosa dieta de Raffaella Carrá?, hizo gran furor entre las amas de casa desesperadas por unos kilos de más y la cantante, mucho más volcada en las cifras de ventas de sus caros libros donde exponía sus trucos, no reparó en lo perjudicial que era dicha dieta.
La principal base de la revolucionaria propuesta en realidad no aportaba nada nuevo, se basaba en la teoría de no mezclar hidratos de carbono con proteínas. Algo que ya habían pregonado anteriores dietas. Raffaella dejaba volar su imaginación cuando escribía estos libros y decía irracionalidades como "todo lo ingerido antes de las ocho de la mañana no engorda" o "la fruta debe consumirse dos horas antes o después de las comidas principales para que no engorde". La cantante no hizo comentario al respecto cuando se agolparon las denuncias de ciudadanos por fraude y la Consejería de Sanidad abrió expediente sobre esta y otras famosas dietas que no eran nada saludables.

En su vida personal, parece que las cosas no le han ido del todo bien. Pese a las habladurías sobre su oculto lesbianismo, Raffaella se ha casado en dos ocasiones y, paradojas del destino, su ex-marido vive en frente de ella y al lado de su actual marido. "Por eso digo, cuando me hablan de soledad, ¡por favor! Donde yo vivo es como un barrio privado- afirma Raffaella-, con una barrera en la calle y un conserje que no te deja pasar. Tú entras, y en una mansión está Gianni, que es un gran amigo, en la otra está Sergio, y en la otra estoy yo. Nos juntamos a hablar en el jardín."
Una de las espinitas que le costó tiempo superar fue la imposibilidad de ser madre, algo que ha ido aceptando lentamente con el tiempo: "Primero, cuando empecé mi carrera internacional, antes de ir a América o a Japón, tuve una Europa muy, muy fuerte. Luego, cuando decidí parar un poquito, para ver si venía un niño, la suerte no se ha decidido a dármelo. Pero tengo tres sobrinos que son para mí como mis hijos. Yo perdí a mi hermano hace dos años, y su hija, de 23, y su hijo, de 27, son prácticamente mis hijos. Luego está mi ahijado, que tiene 21 años, y es mi hijo él también."

Raffaella se muestra halagada cuando cantantes actuales como Roser y Tizianno Ferro les rinden homenaje en sus letras. Pese a todo, Raffaella fue una diva del pop que conquistó no sólo a su público italiano, sino mucho también en nuestro país. Por ello, España siente un gran afecto por la cantante.



12 comentarios:

Beth dijo...

Vaya vaya, me entero de cosas de Raffaela que desconocía, como lo de la dieta (que fuerrrrrte),y bueno, lo de las letras me parece bien...fué a contracorriente, ¿por qué no hablar de cosas tan naturales?, hay mucho "frígido/a" por ahí.

Gracias una vez más por enseñarme cositas.
*muak*muak*

boyzen dijo...

Por supuestisimo, para algo existe la libertad de expresión, aunque es muy atrevida por su parte considerando cómo era todo hace dos decadas. Hablar en los ochenta o noventa de "deditos enrojecidos" es tener webos, jejeje
Un besote enorme Beth

Sunne dijo...

Boyzen, tienes que crearte un index o algo porque tus entradas no tienen desperdicio y quedan perdidas en el olvido, necesito un buscador con los titulos de las entrads o un indice o algo, quiero leerlo todo!!

boyzen dijo...

Ya, tio, algo tengo que hacer, a ver qué me ideó para que no caigan en el olvido, especialmente los primeros que aún no andabais vosotros por aqui. Qué te ha parecido este?
vaya con las cancioncitas jejejeje
sobretodo la del teléfono, q fuerte!

Natalia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
boyzen dijo...

No, Natalia, esto no funciona así, qué menos que saludar o comentar el articulo, no puedes dejar el link de tu página y ya está. Para mí, un mensaje así es spam.

Natalia dijo...

¿De dónde sacaste lo de las dietas? Raffaella nunca diría semejante estupidez, quien la conoce te lo puede asegurar.

saludos

boyzen dijo...

Lo dice, es un libro, supongo que sabrás que escribió un libro sobre su famosa dieta, vamos, hubo un tiempo que era más famoso el libro que la propia Raffaella. Lamento decirte que tu Raffaella sí dijo esas estupideces alimenticias y en España se le abrió un expediente sancionador por atentar algunos de sus "consejos" contra la salud.

Saludos

MARIA dijo...

HOLA A TODOS. ME GUSTARIA QUE ALGUIEN ME INFORMARA SOBRE LAS RAICES ESPAÑOLAS DE RAFAELLA CARRA, HE OIDO DECIR QUE SU FAMILIA ERA DE UN PUEBLO DE TOLEDO Y ME GUSTARIA SABER DE CUAL.GRACIAS

Anónimo dijo...

En los 90, uno de los quebraderos mas grandes fue los amorios de Sergio; (sobre todo en España). Dueño de algunos restaurantes en Madrid, como uno que habia en Plaza España y en el que S. dejaba a una "amiga" siempre de encargada del local. (Con su piso y todo).
Lo que hace el dinero.
Seguiremos informando...

Salva dijo...

Muy interesante lo que nos comentas, encantadisimo de saber más, espero que nos mantengas informando...
un saludo!

Anónimo dijo...

Errar es humano y nadie es perfecto en esta vida somos de carne y hueso solo Dios es perfecto sino que tiren la primera piedra. Rafaella es una diva no solo para su generación sino para las posteriores no es seguro si la canción 5353456 trata de la masturbación que es algo normal no veo ningún mensaje subliminal ahí los que lo ven,y que dicen de la cancion 0303456, respeto sus opiniones.Grande Rafaella.