jueves, 10 de enero de 2008

EL INNECESARIO REMAKE DE HALLOWEEN

"ME APENA", creo que podría resumir este artículo en esas dos palabras. La semana pasada, fui al estreno de la nueva película de Halloween, dirigida por el cantante Rob Zombie. La película se encuentra en los cines desde el pasado 4 de Enero aunque recomiendo esperarse a verla en dvd, tal vez apruebe bajo vuestro criterio si la relegáis a una aburrida tarde de domingo.

La película, a modo de remake, repasa la primera película de la saga (la obra maestra del director John Carpenter) y actúa a su vez como precuela. Considero que los remakes injustificables están llenando los huecos de una escasez de originalidad que reina el género de terror de los últimos años. ¿Es necesario un remake de una película que ya fue rodada en color y sólo han pasado veinticinco años?
Puedo llegar a entender espléndidos remakes como Psicosis (su original fue rodada en blanco y negro en 1960, aunque la interpretación de Anne Heche diste mucho de la de Janet Leight) o King Kong de Peter Jackson. Desde el principio, parecía osada la idea de volver a realizar una versión del Halloween.

Quizás la fechoría no hubiese sido del todo si la película hubiese querido luchar por estar a la altura de su original, pero la cosa no quedaba así, Rob Zombie deseaba hacer una precuela a la vez, metraje previo que nos explicase el origen de Michael Myers.
La matanza de Texas - El Origen, Hannibal - El Origen... y ahora era el turno de Michael. El problema de una precuela es la necesidad de tener algo importante que contar, un dato tal vez revelador y que pensemos entonces que era necesario retroceder en el tiempo. ¿Nos explica la película qué hace que Michael Myers sea un asesino sin piedad? No, excesivamente.
Rob Zombie nos muestra a un niño incomprendido, feo y poco atendido por una familia algo desquiciada. La película gasta más de un tercio en hacer hincapié en lo muy incomprendido, muy feo y muy poco atendido que está, es decir, se limita a subrayar características no necesarias para convertir a este chico en un sádico serial killer. Eso sí, la película comienza fuerte y vemos desde su inicio gran cantidad de violencia e insultos. Para que todo quede en familia, la actriz que interpreta a la madre del niño es la mujer del director que, sin venir a cuento, resulta que es una bailarina de streaptease y nos deleita con un baile muy sensual para amenizar el festín de sangre y visceras que nos espera.

Uno de los problemas que uno se encuentra a la hora de rendir homenaje a un clásico mediante un remake es el no tener del todo claro qué fueron las cosas que hicieron que la cosa funcionara. ¿Por qué nos da miedo el hombre con la máscara inexpresiva? quizás porque no sabemos qué hay detrás de ella y quizás sea eso lo que precisamente nos asuste más. Tras compartir escena por escena la desdichada y perturbada existencia de Michael Myers, sentimos una extraña familiaridad con el personaje que no nos permite sentir el miedo de ver a "un desconocido" acechando a indefensas jóvenes.

Otra de las claves de la película original era el misterio que John Carpenter creaba a través de lugares sombríos y casas solitarias, las muertes eran más inesperadas que dolorosas y una atmósfera previa al susto. En "Halloween-El Origen" no encontramos nada de eso, no existe climax y el director se regodea de manera explicita en muertes sangrientas y indigestas (¿es agradable ver a un niño matar a palos a otro de manera lenta?). Eso no es terror, yo no pago mi entrada por ver cómo le revientan el cráneo a alguien, sino por sentir suspense y miedo. Las muertes explicitas y, muchas de ellas, injustificadas de la película me crearon una deplorable sensación de mal gusto.


Lo salvable del metraje sería la recreación del personaje del Doctor Loomis (era muy dificil tras la interpretación del desaparecido Donald Pleasence en la original) interpretada por el actor Malcom McDowell, que tiene las breves líneas ingeniosas del guión cuando habla sobre el mal y su explicación sobre lo ocurrido.
Jamie Lee Curtis se hizo famosa por estrenarse en el cine con Halloween con su papel de Laurie Strode, mejor no hablemos de la interpretación de la actriz escogida esta vez para encarnar a la misma.


Una de las breves alegrías de los fans de la saga es la aparición de Danielle Harris en el film. Aunque sea difícil reconocerla, es la niña que sufría las persecuciones de Mike Myers en HALLOWEEN 4 y 5, en la película era la hija de Laurie Strode que pasa ahora a ser su amiga.


El 2008 sólo acaba de empezar, así que esperaremos impacientes nuevas películas que nos asusten más que desagraden, nos hagan pasar unas horas de interés en vez de la mala sensación de ver cómo alguien se dispone a realizar una réplica de alguna obra maestra.

4 comentarios:

Fakto dijo...

Boyzen! dios! como n me dijiste! esta pelicula la estrenaron en mexico el año pasado! te habria salvado de pasar la tarde sufriendo semejante bodrio!

pobre de ti... y volvemos a lo mismo cine de terror escaso :S

saludos!

boyzen dijo...

Gracias Fakto, hubiese estado bien porque como tu dices es un bodrio en MAYUSCULAS, no tiene nada que ver con la esencia de las anteriores.

jejeje un abrazote

Beth dijo...

No la he visto no puedo opinar, pero un compañero de trabajo fué el otro día y le gustó, supongo que pa´gusto los colores.

Me fiaré de tu criterio y esperaré a verla en dvd.

boyzen dijo...

Espero que no te toque trabajar a solas con ese compañero... jejeje porque a mi esa peli me parece que sólo puede gustar a gente realmente amante de la sangre y el gore.