lunes, 5 de noviembre de 2007

PIZZA

La pizza suele ser uno de nuestros platos favoritos. La pizza nos gusta, creo que pocos discreparan en eso. Quizás sea por ese queso fundido, por la creatividad a la hora de elegir los componentes o simplemente por ser un plato que comer sin cubiertos. Todos sabemos que nos encanta pero pocos conocemos su historia.

No existe constancia previa por escrito de su existencia antes del siglo XIX sobre el plato más conocido de la cocina italiana. A finales del siglo diecinueve, Pellegrino Artusi habla de ella en “La scienza in cucina o lárte de mangiar bene”. Sin embargo, se sabe que todas las civilizaciones han conocido distintas formas de hogazas, aplastadas y semejantes que tenían, en el amasijo constituido de harina de varios cereales, agua y los más variados condimentos, una fuente de nutrimento fundamental en la alimentación humana.
En Egipto, se elaboraba una aplastada condimentada con hierbas aromáticas ya que era costumbre para el cumpleaños del faraón. En Grecia, numerosos son los testimonios de escritores griegos en lo que se refiere a los diversos tipos de "pizza", la denominada "maza" en griego antiguo. La pizza se presenta como una comida típica de las culturas que históricamente han vivido sobre la cuenca del Mar Mediterráneo.

Pese a nuestros temores de creer que la pizza formaba parte de ese grupo de comidas a los que no cogerle mucho cariño (véase articulo sobre estos temidos personajes en el especial fast food dangerous), la pizza es un alimento completo por su variedad de ingredientes.
Por ejemplo, una pizza con queso, jamón, tomate y si además contiene algunas hortalizas y verduras como champiñones, pimiento o cebolla es un plato más que recomendable. La harina nos aporta los carbohidratos, el queso y el jamón nos proporcionan las proteínas, el queso nos da el calcio y las verduras y hortalizas nos aportan fibra, vitaminas y minerales. Es por ello, una buena recopilación de los nutrientes necesarios para el organismo.

Es mucho más recomendable que intentemos hacer pizzas caseras, ya que así reducimos considerablemente el contenido en grasas, además de asegurarnos de la calidad de los ingredientes.

Por 100 gramos de pizza

Energía 234 calorías (Kcal)
Glúcidos 25,8 gramos
Proteínas 8,8 gramos
Lípidos 11,5 gramos

Estos valores pueden variar considerablemente según los ingredientes que contenga la pizza


La Pizza más cara
La pizza más cara del mundo cuesta 8300€. Esta pizza, no apta y permitida para la inmensa mayoría, recibe el nombre de Luis XIII y su elevado coste parece recaer en sus selectos ingredientes: mozzarella de bufala, tres tipos de caviar: de esturión del Mar Caspio y Danubio (que sólo se pescan cada 100 años), de esturión iraní y el “Oscietra reale prestigio”, acompañado de langosta roja “Palinurus Elephas”, langostinos del Cilento y cigalas, todo espolvoreado con sal rosa “Murray River”.
La pizza es para dos personas, acompañándose de una botella de champagne francés. Esta delicada obra fue creada por Renato Viola, un joven chef italiano.

¿Os animáis a hacer vuestra propia pizza?

Ingredientes para la masa:
Levadura: 50 gr
Harina : 1 kg
Agua: 1/2 litro (tibia)
Sal
Aceite de oliva

Pones los 50 grs. de levadura en un tazón con el agua (tibia) para que se disuelva, si lo desea puede agregarle un poquito de azúcar (una cucharadita) para comprobar que la levadura este bien, va a notar que empieza a fermentar en el agua. En un recipiente grande y redondo (bols) coloque el agua con levadura, la sal, y de a poco la harina (el kg.) mezclando bien hasta que casi no se pegue la masa en los dedos. Agregue el aceite en las manos como si fuese champú y acaricie la masa. Separe la masa en cuatro bollos, y déjelos reposar al lado del fuego sobre una tabla de madera y tapados con un trapo o repasador (mínimo una hora) va a notar que la masa se duplica o triplica en volumen.
Estire cada bollo en una pizzera untada con muy poquito aceite y llévelas al horno (fuerte) cuando note que la masa esta media crocante, sáquela del horno y agréguele tomate (poco solo para darle color) 2 minutos mas en el horno, sáquela de vuelta y agréguele lo que desee.


2 comentarios:

sophie86 dijo...

No soy cleopatra ni faraona pero pa mi cumple tambien es tradicion cenar pizzas jajaja (aparte de la tarta por supuesto)aunque las mias no cuestan 8300 euros!!! que pasada!!
No sabia todo lo que podia dar de sí una pizza..
¡¡Muy "Rica" e interesante la subida!!
PD: Me la pido de jamon y queso!!

Sergio dijo...

Qué hambre me ha entrado al leer esto!